RSS

¡ES TIEMPO DE ARREPENTIMIENTO!

31 Jul

La historia de “Doña Sica”, la que nunca pecó…

3995_1469928309827

Ya han transcurrido como veinte años y todavía lo recuerdo como ahora.  “Doña Sica”, una vecina de la tercera edad, de esas que nunca se congregan, fue invitada a una reunión especial dónde en la Iglesia se predicaba con la esperanza de atraer a algunos a la fe cristiana

Después que el predicador terminó su sermón invitó a pasar al frente a todos los que deseaban la oración.  No sé como llegó pero “Doña Sica” estaba allí de pie frente al pastor junto a un pequeño grupo de personas.

Al llegar a ella el predicador le preguntó si quería pedir perdón a Dios por sus pecados.  Para sorpresa del ministro, para mí mismo y estoy seguro que para el resto de la Iglesia, la respuesta de la anciana fue “pero si yo no tengo de que arrepentirme; es que yo nunca he pecado”. El predicador medio incrédulo ante lo que oía le volvió a preguntar y la respuesta fue la misma y muy firme: “yo nunca he pecado.”

Me pregunto, ¿Cómo es posible eso? Una mujer con más de 70 años y que en toda su vida nunca había pecado. Pero si es que el pecado es la actividad principal del ser humano. Desde pequeños, desde que tenemos conocimiento, comenzamos a pecar y solo dejamos de hacerlo cuando nos entierran.

Quizás usted ya lo sabía pero el ministerio de Jesús comenzó llamado a todos al arrepentimiento (Mateo 4).  Juan el que bautizaba, su predecesor, también comenzó predicando de la misma forma (Mateo 3). El Apóstol Pedro (Hechos 2), Pablo (Hechos 20) y Juan el Apóstol hicieron un llamado a que las Iglesias se arrepintieran ( Apoc. 2).

La pregunta es ¿Porqué tanto llamado al arrepentimiento?  La respuesta está en lo que dijo la maestra “hemos pecado” y “seguimos pecando”. Pecamos hasta sin querer hacerlo. Sin embargo hay personas como “Doña Sica” que están convencidos que ‘nunca han pecado’ o piensan que si lo han hecho ‘ha sido muy poco’. Pero la Biblia dice:

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros” (1 Juan 1:8)

Pues es que pecamos al mirar mal, al pensar mal, al hacer lo que no debemos y también al no hacer lo que deberíamos.  Pecamos de palabras, con los hechos y con el pensamiento. Pecamos intencionalmente, sin darnos cuenta y hasta sin querer. Pecamos hasta haciendo lo que es bueno si es que nuestra motivación no es la correcta y las motivaciones nos engañan.

Jaimito tiene razón “es tiempo de arrepentirnos”; y es que todo buen Cristiano es bueno también arrepintiéndose y cualquier momento es bueno para hacerlo, sin embargo queda una pregunta por contestar:

¿Qué es arrepentimiento?

Arrepentirse es un cambio de parecer. Es un dolor profundo por haber ofendido a Dios y nuestros semejantes por lo que de todo corazón deseamos no volver a hacer tal cosa.

Tristemente el pecado daña nuestra comunión con Dios. Pero Juan nos recuerda que “si alguno ha cometido pecado, abogado tenemos para con el padre, a JESUCRISTO el justo” (1 Juan 2:1).  Hoy es un buen día para arrepentirnos porque Dios perdona los que se arrepienten pero castiga los que no lo hacen ( Rom. 2:5).

No seamos como “Doña Sica”; Arrepintámonos… ¿Es así como se dice?

J. L. Trujillo

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en julio 31, 2016 en Uncategorized

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: