RSS

Archivos Mensuales: junio 2012

Empresarios del Evangelio

Otra vez se cumple este verso: “Y harán mercadería de vosotros con palabras (y liberaciones) fingidas”.   Esta noticia no nos llega como algo raro o que no supiéramos que ya estaba ocurriendo sino como una evidencia más de la falta de vergüenza que algunos llamados ‘pastores’ tienen.  Sucede que se acusa a cuatro “pastores evangélicos” en África de hacer ‘liberaciones’ fatulas en reuniones de avivamiento en Nigeria Central a fin de atraer feligreses, digo… clientes para su negocio.  Los hombres acusados de tales fechorías en vez de disculparse, mostrar arrepentimiento y pedir perdón a la gente y sobretodo a Dios, justificaron su conducta al decir que ellos solamente estaban buscando levantar la clientela para poder así vender un libro escrito por uno de los acusados.    El temor de Dios, simplemente, no está en ellos.  Son simple y llanamente “empresarios del evangelio”. Read the rest of this entry »

Anuncios
 

La “radio cristiana” de mi pueblo: ¡REVELANDO!

El título de este aporte va en la misma línea que el anterior, la del petróleo. Quizás usted recuerda el “profeta radial” que decía que “La bendición de Abraham es el Petróleo”.  Son cosas que escucho en la radio cristiana de mi ciudad y que me dejan pensando.  Lo que describo aquí sucedió mas o menos durante el mismo tiempo que lo del petróleo pero es solamente una ‘muestra’ de lo que ocurre a menudo.

Sucede que me gusta poner la radio de noche para dormir escuchando música suave de adoración.  Una de las dos estaciones principales del sur de la Florida dejó de poner música de adoración para poner salsa y merengue cristiano a media noche.  ¡Locuras… en mi humilde opinión! Pero ese no es el tema. Cambie de estación y pude disfrutar de la música suave que me gusta.  Un día me levanto temprano en la mañana, como a eso de las cinco y escucho una señora muy atrevida y con gran firmeza hablando.  Es la directora de un ministerio de profetas de Latino América. Me parece que es “apóstala” otro de esos inventos de la iglesia cristina de nuestros días.  No solo hay hombre apóstoles, ya las mujeres también lo son.  Lo que me llamó la atención es lo que estaba diciendo.  Según aquella dotada señora las personas debían ponerse en contacto con su ministerio para que cada uno aportara “su revelación” de parte de Dios, lo que a cada uno se le hubiese revelado.   ¿Suena interesante? Bueno, la cosa se pone mejor… o mejor dicho, PEOR.  Read the rest of this entry »

 

El Caminó la Cuerda por Nosotros

Esta tarde, caminando sobre una cuerda de dos pulgadas de diámetro, Nik Wallenda cruzó de Estados Unidos a Canadá sobre las fuertes aguas de las cataratas del Niágara.  Fue para mí algo especial especialmente porque hace exactamente 33 años atrás (la edad de Nik), su bisabuelo, el famoso Karl Wallenda de 73 años cayó al pavimento y perdió la vida cuando se disponía a cruzar entre dos edificios frente al mar en San Juan, Puerto Rico.  Cuando Karl Wallenda llegó a Puerto Rico, mis hermanos y yo comenzamos a imitarlo caminando sobre el tupo superior del columpio en el patio de nuestra casa.  Era algo divertido al principio, pero su muerte cambió la alegría en tristeza.  Yo tenía 10 años cuando ocurrió aquella desgracia familiar y no olvido nunca lo sucedido.  Aquellos puertorriqueños que son más o menos de mi edad y los más viejitos se deben acordar de aquel día tan triste en Puerto Rico. Pero el bisnieto logró pasar de un lado a otro.

Antes de comenzar su caminata, Nik, junto con su esposa y sus hijos hicieron un círculo de oración donde pedían a Dios que cuidara este valeroso hombre.  Durante la caminata, que según cuenta, fue mucho más difícil de lo que imaginaba a causa del viento y el agua que lo movían de una lado a otro, se podía escuchar a Nik que oraba y daba gracias a Jesús y a Dios Padre por ayudarle en esta hazaña.  Terminó cansado, débil y agotado pero victorioso pudiendo decir al final de su jornada “lo logré”.

La caminata de Nik sobre la cuerda fue lenta, difícil y solitaria pero la voz de su padre por medio de un transmisor en su oído le animaba a seguir adelante diciéndole, “cuidado adelante” y “lo vas haciendo bien”.  Era esa voz de su padre terrenal y la comunión con Dios la según dijo, mantenía a Nik en la cuerda y dando pasos hacia la meta.  Cuando llegó al otro lado, después de mostrar a las autoridades canadienses su pasaporte, le preguntaron por qué había hecho esto.  La respuesta de Nik fue “para inspirar a otros” y ciertamente que lo que este hombre hizo ha de servir de inspiración a muchos, especialmente al reconocer que “Dios le dio la habilidad para hacer esto”.  Cuando terminó la caminata fue algo emocionante.  Mientras mirábamos a Nik por el televisor junto con mi familia, pude aplaudir de alegría al verlo llegar al otro lado sano y salvo, especialmente porque tenía la imagen de su abuelo cayendo al vacio todavía estaba en mi mente.  Aunque para decir verdad, la gran mayoría de nosotros (por no decir ninguno) jamás podremos hacer tal hazaña tan difícil. De cierta forma, Nik lo hizo por la humanidad, por aquellos que nunca lo vamos a hacer. Read the rest of this entry »

 
 
A %d blogueros les gusta esto: