RSS

¿Ateísmo para un Mundo Mejor?

05 Abr

ImagenLa semana pasada hubo una reunión de ateos en Washington D.C. la capital de Los Estados Unidos de América.  Los ateos buscan reconocimiento y respeto. En las palabras de uno de sus líderes:

“The nonbelieving constituency has not been vocal enough, and it therefore has been politic for them to be ignored by their congressmen, by their senators,” (Dawkins)

Traduccion: “los constituyentes nocreyentes no han sido lo suficietemente vocales, y por eso, ha sido la politica el ser ignorados por sus congresistas, por sus senadores”.

Mientras miraba las noticias y veía un reportero entrevistando a algunos de ellos, se me ocurrió escribir algo sobre “la opción del ateísmo.” Estas son algunas de las cosas que vinieron a mi mente acerca del ateísmo.  Es de entender que el ateísmo está diametralmente opuesto al cristianismo en todos sus puntos.

Basado en la Biblia, el cristianismo enseña que toda la creación tiene fue planeado por Dios y que por lo tanto tiene propósito y razón de ser; que el hombre como corona de la creación fue hecho a semejanza de Dios y como tal, el hombre debe reflejar la gloria de su creador y llevar a cabo su propósito en la tierra.  El hombre ha sido creado con un alma o espíritu el cual mora en un cuerpo hecho de material corruptible (tierra) y que ha recibido los atributos de Dios los cuales llamamos comunicables.  Esos atributos son, entre otros: amor, la justicia, la compasión, la misericordia y la santidad de la vida.   El hombre también ha recibido la ley y mandamientos divinos a los cuales debe seguir y valorar como parte importante de su existencia.  Al final de todo, el cristianismo también enseña  día el hombre tendrá que dar cuenta a Dios por todo lo hecho en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

Los ateos no creen nada de eso.  Ellos dicen que no hay Dios y creen que la humanidad y toda la creación es producto del azar por medio de la evolución por cientos de millones de años donde las especies más fuertes han triunfado y evolucionado hasta ser lo que son hoy.  No hay ningún atributo comunicado por parte de Dios al hombre y que al final de la vida se acaba todo, no hay juicio, no hay infierno y tampoco cielo.  El cielo y el infierno están aquí y no en el más allá.  Al creer en la evolución o en la “selección natural”, ellos piensan que las especies más fuertes y con capacidad de adaptación son las que sobreviven mientras que las especies menos fuertes y débiles son las que merman y desaparecen.  Es la ley de la evolución, el azar y despropósito lo que gobierna todo.  Para los ateos, los cristianos son gente estúpida que han sido engañadas por la ignorancia y movidas a creer en un Dios imaginario.  Por eso están en una guerra continua para que se quite toda expresión de fe del mundo: cruces, crucifijos, biblias y finalmente creyentes, deben ser removidos.

Según ellos, todo el mundo debía dejar de ser creyente en Dios y creer en ‘nada’ porque esto llevaría a un “mundo mejor”.  De acuerdo a los ateos, han sido los religiosos quienes han dañando el mundo.  Las guerras, las muertes y gran parte de las catástrofes mundiales son causadas por la religión.  Eso, por supuesto, no es cierto.  Aunque muchos han muerto en guerras religiosas, lo cierto es que los ateos y los regímenes ateos (como la Unión Soviética Socialista, Alemania y Cuba), han matado muchísima gente.

Salmos 14:1  Dice el necio en su corazón:  “No hay Dios”.

A esto nos preguntamos: ¿Será verdad que si todos los creyentes dejamos la fe y nos hacemos ateos, las cosas seran mejores?  Los ateos están luchando por una causa: erradicar lo inexistente.  Eso parece contradictorio, pero ellos están luchando por acabar aquello que no existe: Dios.  Cualquier expresión de fe y creencia en Dios es vista como una “ofensa” hacia ellos que no creen.  Pienso que si fuesen consistentes consigo mismos, los ateos debieran estar tranquilos y sin preocuparse por lo que hagan o dejen de hacer los creyentes.  Después de todo, nada de eso es cierto, ¡no existe! Y si no existe, para que luchar contra ello.

Meditando en esta forma de ver las cosas es que he puesto esta lista de conclusiones sobre lo que significaría ser un ateo consistente con estas ideas.

  1. No hay valor humano: El valor del ser humano es igual al de una cucaracha o un sapo. Al momento que admitimos que todos somos productos de la casualidad, queda eliminado el propósito para toda la creación.  Nada tiene una razón fundamental de ser; todo existe por coincidencia y sin propósito.  Desde este punto de vista todos los seres vivos tienen el mismo valor o falta de este.  ¿Quién puede decir que un sapo tiene más o menos valor que un ser humano?
  2. No hay lugar para comparación entre lo malo y lo bueno: Si todo lo que ocurre es producto de  la casualidad, como pues sabemos si algo es bueno o malo en sí.  Lo que desde nuestra perspectiva pueda parecer algo ‘malo’ en realidad puede ser algo ‘bueno’ ya que puede darse la casualidad de que ese evento sea algo positivo y no negativo.  Siguiendo esta línea de pensamiento, ¿Cómo entonces hacemos la comparación objetiva entre lo uno y lo otro?
  3. No hay lugar para la justicia: La justicia y la injusticia o lo bueno y lo malo son medidos de acuerdo a un estándar o principio inmutable y permanente.  Desde el punto de vista cristiano ese principio es Dios y su ley expresada en mandamientos. Sin embargo, al quitar a Dios de la ecuación, el ateo no tiene un estándar objetivo y duradero por el cual evaluar lo que es justo o injusto, o lo que es bueno o malo.  Porque lo que es bueno para una persona puede ser mala para otra.  Lo que es justo para alguien, puede ser injusto para otro.
  4. No hay lugar para la misericordia: Si no hay un estándar objetivo de lo que es bueno y malo.  La misericordia se extiende como algo por encima de la justicia. Al no haber un estándar objetivo de lo justo y lo injusto, la misericordia, no tiene lugar de ser.  La misericordia se extiende a aquellos que no la merecen.  Para aclarar mejor este punto, no hay lugar alguno para los programas de ayuda gubernamental.  Los que sufren necesidad y requieren del cuidado del resto de la ciudadanía, reciben esto como una expresión de misericordia.  Las malas decisiones o las circunstancias adversas, pueden llevar a una persona a necesitar ayuda.   Un ateo no debería entonces buscar ni dar ayudas sociales para aquellos en situaciones de necesidad ya que lo que tienen es resultado inevitable de sus propias decisiones y de la cadena irreversible de un destino sin otro propósito que el de avanzar los que mejor se adaptan.
  5. No hay lugar para la compasión con los menos afortunados y los que son perseguidos y el genocidio de aquellos que son matados brutalmente por otros ya que eso sería parte de la selección natural donde los más fuertes vencen los más débiles. Es interesante que hace un tiempo atrás leí una noticia donde los ateos estaban recaudando fondos para ayudar los afectados por el terremoto de Haití, pero lo estaban haciendo no con el fin de ayudar los pobres haitianos sino para que callar a los cristianos, quienes lo hacen voluntariamente “por amor al prójimo”, de manera que no fuesen ellos “los únicos” que se lleven el reconocimiento por tal obra.  Así que aun la motivación para una obra de compasión, es la incorrecta.
  6. La esperanza futura no existe: Este punto es evidente.  ¿Cuál es la esperanza del ateo?  En una palabra “ninguna”.  El ateo vive para el aquí y el ahora sin pensar en el más allá. Por lo menos desde un punto de vista personal, la vida no tiene sentido alguno ya que después de todo “te mueres”.  Para el ateo el mundo futuro es producto de la imaginación de los idiotas creyentes en Dios.  Los ateos no ven nada positivo ni agradable en el futuro. No ven un mundo mejor ni una resurrección de vida.  Los cristianos creemos en un día de juicio donde Dios juzgará los pecados de todos los hombres y cada cual recibirá su recompensa, ya sea la condenación eterna o la vida eterna.  Los ateos no creen nada esto.  Esta es una visión muy triste porque también significa que todas las cosas malas, las perversidades, asesinatos y abusos se quedaran así sin resolver. Desde ese punto de vista los malos y los buenos tienen el mismo fin, nada.
  7. No hay razón para la existencia presente: Al creer en la evolución, no existe hay motivación para hacer bien a los más pobres y débiles de la sociedad.  El matar, y el no hacerlo, aun permitir o evitar la vida humana en el vientre de una mujer debe ser visto como algo bueno – pues al no haber absolutos superiores que gobiernen las acciones, todo lo que se pueda hacer es ‘bueno’ al estar ligado a aquella meta principal que rige la cosmovisión atea, a saber, la selección natural donde el más fuerte sobrevive y los donde los débiles dejan de ser.  Desde ese punto de vista, los fuertes, los ricos y los poderosos del mundo han de vivir  y triunfar por encima de los enfermos, los pobres y los débiles del mundo.  ¿Cuál es la motivación presente entonces? ¿Para que vivimos? ¿Cuál es el fin de nuestra existencia?  No hay nada que motive a alguno a hacer nada ni por sí mismo ni por otros. Cuando mejor, la cosmovisión atea mueve al individuo al egocentrismo.   Todo debe revolver alrededor de su propia persona y sus deseos los cuales son no sabemos, si buenos o malos. Pues lo que es bueno para un ateo, puede de igual manera ser malo para otro ateo.  Ni siquiera como grupo pueden estar de acuerdo unos con otros y cuando se pongan de acuerdo, no saben si están actuando para ayudarse o destruirse a sí mismos.

Una mejor opción

En vista a lo que hemos considerados como las conclusiones lógicas del ateísmo ¿Será cierto que el ateísmo propone un mundo mejor? Pienso que no.  Es precisamente la peor opción que pueda presentarse al mundo.  ¡Dios nos libre!

-por Jorge L. Trujillo

Escrito: 5 de abril de 2012.

Revisado: 28 de abril de 2012

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 5, 2012 en ateismo, ateos, noticias

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: