RSS

…Porque y Como elegir un Presidente?

06 jun

¿Porqué y Cómo Elegir un Presidente en Estados Unidos?

-por Jorge L. Trujillo

No creo que se deba mezclar la ‘religión’, particularmente el cristianismo con la política. Son dos animales de distinto fuero; No obstante, como Cristianos viviendo en los Estados Unidos dentro de poco ejerceremos una de nuestras libertades y privilegios terrenales en esta nación. Elegiremos un nuevo presidente para nuestro país. Esta es la oficina más alta y prestigiosa en nuestra patria, por eso es tan deseada por tantos. Tal como este año, de cada cuatro años, los aspirantes a la presidencia lanzan con gran expectación sus campañas políticas a fin de obtener el favor del pueblo y ser elegidos como ‘Presidente’ por los próximos cuatro años, y porque no, quizás ocho, la máxima cantidad de años que se puede ser presidente en Estados Unidos de América, dos términos.

Un poco de Trasfondo

Vivimos en un país donde rige la democracia, eso significa que el gobierno está en las manos del pueblo (o por lo menos eso se pretende), la mayoría decide. Este es un gobierno representativo. El pueblo escoge personas que lo representan para correr con las gestiones gubernamentales y asegurar el bien de todos los ciudadanos, si los elegidos hacen un buen trabajo, normalmente re-eligen, pero si no lo hacen bien, ya usted sabe, los echan fuera. Eso es la Democracia. La palabra ‘demo’ significa pueblo o gente y ‘cracia’ significa gobierno. Dentro de cinco meses iremos a las urnas electorales para dar nuestro voto (uno por ciudadano) a fin de escoger aquellos que estarán a cargo de manejar nuestro gobierno en distintos niveles, federal, estatal y local. También se decidirán, a nivel local y estatal asuntos de importancia los cuales son llevados al decisión popular a fin de que el pueblo decida con su voto.

El gobierno de Estados Unidos tiene tres ramas, la Ejecutiva (Presidencial), la Legislativa (Divida en dos partes, el Senado y la Camara de Representantes), y la Judicial. El documento más importante para manejar el país es ‘La Constitución’. En ese documento se encierran los principios fundamentales que rigen todo lo que se hace en esta nación. La rama Ejecutiva del gobierno, la Presidencial, tiene como tarea principal defender la constitución del país y firmar o vetar proyectos de leyes creados por la rama legislativa.  La rama Legislativa tiene como tarea principal crear o cambiar leyes, incluyendo la constitución (con 3/4 de los votos) y la rama Judicial tiene que ver con evaluar la constitucionalidad de nuevas leyes, enforzar las leyes (Dept. de Justicia) y dar la última decisión (la Corte Suprema) en cuanto a asuntos y casos que se presenten en las cortes de la nación y lleguen allí por apelación o de forma directa en casos federales.

Razones Equivocadas

Ahora, lo que en realidad me mueve a escribir este articulo tiene que ver con lo que considero son razones equivocadas por las que muchos cristianos y no cristianos dicen que han de votar por este o aquel candidato. Un voto debe darse con base y fundamento, pero si las razones para ese voto son inválidas, estaremos votando equivocadamente y sin saberlo. Lo que es más triste es que pensamos que somos muy inteligentes en lo que hacemos. Cada persona pensante debe tomarse su tiempo para investigar y meditar sobre este importante asunto.

En Estados Unidos existen dos partidos principales y otros de menor alcance. Están los Republicanos y los Demócratas. Antes de comenzar este articulo debo aclarar que hasta el momento, como votante, no soy miembro de ningún partido, soy independiente, y doy mi opinión desde ese punto de vista.

Hace unos meses atrás conversaba con un vecino que había perdido su trabajo y estaba muy descontento con “el presidente” (Bush, hijo) quien según su teoría, había tomado el dinero de aquí (Estados Unidos) y lo había enviado para la guerra de Iraq y por eso no había dinero para que él pudiera tener trabajo. Otro me comentaba que votaría en contra de Bush (como si Bush estuviese corriendo para presidente por tercera vez) porque Bush tenía los precios de la gasolina por el cielo y además Bush tuvo la culpa del desastre causado por el huracán Katrina.

Otros votarán en “contra de Bush” porque la gente está perdiendo sus casas por no poder pagarlas, o porque la economía está mala o porque la luz está cara y el agua cuesta mucho. A un programa de radio, de esos que tienen ‘micrófono abierto’, llamó una señora diciendo que había que votar en contra de Bush porque él había subido los impuestos a la propiedad. Otros dicen que los Republicanos le dan el dinero a los ricos y se lo quitan a los pobres, que los Demócratas ponen impuestos a los ricos pero los Republicanos a los pobres, y cosas semejantes que da hasta verguenza escucharlas; ¡Y no te atrevas tratar de corregirles!

El Importante Papel de la Ignorancia

La ignorancia existente es horrible, esa son la gente que sale a votar. Sin embargo, ese problema de la falta de educación política es fomentando por los mismos políticos. A los políticos lo que le importa es que ‘voten por mí’ y por eso, fomentan la ignorancia en el pueblo. En las pasadas campañas presidenciales en el 2004 entre Bush y Kerry, los noticieros reportaban de las tácticas de terror utilizadas por las campañas de los partidos políticos. A los ancianos se les llamaba por teléfono diciendo, “si sale ‘fulano’ de presidente vas a perder tu casa, no votes por el” o “si sale ‘sutano’ se va a aprobar los matrimonios homosexuales, etc.” Es cierto que el presidente, como el oficial de más alto rango en el país, es responsable de cómo andan las cosas, pero muchas cosas no son culpa de el presidente aunque el cargue con la culpa. Tampoco, muchas cosas buenas que pasan son a ‘causa’ del Presidente aunque el reciba el crédito por ello.

El rol de la Presidencia

¿Cuál es el rol del presidente? De acuerdo a la constitución, el presidente tiene dos roles: es el Ejecutivo Principal del gobierno federal y el Comandante en Jefe de las fuerzas armadas del país. Como Comandante en jefe, el presidente tiene la autoridad de enviar tropas a combate, pero necesita aprobación de la rama Legislativa para declarar la guerra a otra nación.  Como Jefe Ejecutivo, enforza las leyes, tratados, y decisiones judiciales; desarrolla pólizas federales; prepara el presupuesto nacional; nombra oficiales federales, hace tratados y convenios con otros países, y por eso, se encarga de la política exterior. También aprueba o veta las acciones del Congreso y otorga perdón presidencial.

El Poder de la Presidencia

En un gobierno democrático como el de Estados Unidos, nadie tiene poder absoluto. Los padres de la nación conocían la Biblia y tenían muy claro cual era la naturaleza corrompida del hombre y habían visto lo que puede llegar a hacer un hombre con poder absoluto como lo es un monarca (rey), o un dictador. Por lo tanto, el poder de la presidencia es limitado. Quien limita el poder del presidente es la legislatura y de la misma manera, quien limita el poder de la legislatura es el presidente. No obstante, el poder de la legislatura es mayor que el del presidente. El presidente no puede hacer leyes, solamente puede sugerir o someter proyectos de ley a la legislatura para su aprobación. Si la legislatura los desaprueba, no hay nada que el presidente pueda hacer al respecto. Por eso, el presidente necesita buscar “amigos” que respalden sus proyectos de ley en la legislatura, normalmente esos amigos son los de su mismo partido, pero a veces eso no es suficiente y hay que convencer a otros del otro partido. Normalmente eso se hace a manera de un “dando y dando”, si haces esto por mí, yo hago aquello por ti, etc. Eso es lo que se llama trabajo ‘bipartidario’.

Por otra parte, los proyectos de leyes sometidos y aprobados por la legislatura necesitan ser firmados por el presidente para que se conviertan en ley. El presidente puede firmar o vetar tales propuestas. Si las veta, la legislatura puede revocar el veto presidencial tomando una nueva votación si consigue tres cuartas partes de los votos, el proyecto pasa a ser ley sin la firma del presidente, y si el presidente no firma ni veta alguna ley pasada por el congreso, también se convierte en ley sin su firma. ¿Qué les parece?

Quizás usted se estará preguntando, ¿qué pasa con la rama judicial? La rama judicial tiene la responsabilidad de evaluar e interpretar la aplicación de las leyes a la luz de La Constitución. Si un proyecto convertido en ley, ya sea con la firma del presidente o por el voto de la mayoría de los legisladores no está de acuerdo a la Constitución, esa ley simplemente es anulada o devuelta a la legislatura para hacer los ‘ajustes’ necesarios. Si está de acuerdo a la constitución, esa ley es entonces enforzada judicialmente tanto nacional, como estatal y localmente por el Departamento de Justicia.

¿Qué significa todo esto? Que muchas de las ‘promesas’ hechas durante las campañas políticas por aquellos que aspiran a “la presidencia”, no podrán jamás llevarse a cabo porque está fuera de su alcance hacerlo. No podemos olvidar que por lo general, los políticos son eso, políticos y han de decir y prometer lo que sea necesario para que votes por ellos. Sin embargo, ellos no tienen poder absoluto para cambiar ni hacer leyes sin que reciban el consentimiento mayoritario de la rama legislativa y la aprobación de la rama judicial. Un presidente podrá hacer solamente “lo mejor que pueda” en cuanto se lo permita la rama legislativa. Un presidente que cuente con el beneficio de tener en la rama legislativa (el senado y la cámara) una mayoría de su mismo partido, podrá hacer más que lo que haría un presidente que tenga la mayoría en contra en la legislatura y vice-versa. Interesantemente, pocas veces eso sucede y por eso ocurre lo que se conoce como ‘political gridlock’ o ‘tranque político’, una situación donde nadie hace nada y la nación se paraliza en sentido que nadie cede ante los deseos del otro partido.

Por lo tanto, las promesas de los candidatos presidenciales de crear un sistema de salud gratis para todos, eliminar el aborto, cambiar la constitución para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer o aumentar el salario mínimo, etc. son asuntos que deben pasar por el filtro de la legislatura antes de ser puestos como ley. Eso, un presidente solo no lo puede hacer, no importa cuantas promesas haya hecho durante la campaña política.

La Importancia de la Presidencia

Es mi consideración una de las labores más importantes, aparte de promover el bienestar y favor de la nación en el mundo; fomentar tratados con otros países (los cuales deben ser aprobados por la legislatura), y someter proyectos de ley a la legislatura para que sean discutidos, y se lleven a votación, lo es el señalamiento de jueces a la corte suprema.

La rama judicial tiene una fuerza poderosa en la nación. Son ellos los que determinan por medio de las cortes, quien tiene razón y quien no la tiene. Ellos ‘interpretan’ la constitución y deciden cual es la ley del país y como aplica. Existe un sistema de cortes federales de distritos, cortes de apelaciones y la corte suprema. Cuando un caso de importancia llega a la corte suprema, son los jueces quienes deben interpretar la constitución y decidir de acuerdo a su juicio cada caso. La importancia de la corte suprema está en que tiene solo nueve jueces, uno de ellos es nombrado juez supremo. Estos jueces una vez han sido nombrados (y aprobados por la legislatura), están allí sin fin de términos. Eso significa que ellos seguirán allí por muchos años después que el presidente que los nombró y los legisladores que los aprobaron, se mueran, se retiren o pierdan las próximas elecciones. Ellos permanecen en esa posición de por vida o hasta que renuncien a ella; si eso ocurre habrá una vacante la cual debe ser llenada por un nombramiento presidencial. He ahí la importancia de un presidente.

Si el presidente tiene inclinaciones liberales, los jueces que ha de nombrar a la corte suprema, serán los de su línea, liberales. Si el presidente tiene inclinaciones conservadoras, los jueces que ha de nombrar a al corte suprema, serán también los de su línea, conservadores. Esto es importante, pues los jueces en la Corte Suprema interpretan la ley de acuerdo a su punto de vista particular. Muchos asuntos de importancia han tenido o tendrán una audiencia ante la Corte Suprema. En el pasado, casos como el derecho al aborto el cual es una violación al mandamiento de “no matarás” un inocente, y en el futuro no muy lejano, la defensa o rechazo de los derechos especiales para homosexuales, que tantos cristianos se oponen, son determinados por la Corte Suprema. Ellos tienen la última palabra en cuanto a las leyes del país.

En nuestros días, los jueces ejercen poderes casi totalitarios al punto que pueden revocar la voluntad del pueblo. Tomemos por ejemplo el caso reciente de la corte suprema del estado de California. El 60% de los ciudadanos de California rechazaron la unión matrimonial de dos personas del mismo sexo, sin embargo, los jueces de la Corte Suprema de California, fueron en contra de la voluntad del pueblo y declararon legal el matrimonio homosexual. Ese no es el único caso, eso ha ocurrido en varias ocasiones en otras partes de la nación. Por eso es importante como votamos los Cristianos, digo si es que tenemos los valores cristianos por encima del bolsillo.

¿Cómo debe Elegir un Cristiano?

Pienso que un Cristiano, no debe mezclar el evangelio con política, el púlpito no es para hacer campañas presidenciales ni para promover candidatos particulares (lo cual, de paso, es ilegal bajo las leyes de este país), sino para predicar a Cristo y este crucificado. Sin embargo, eso tampoco significa que nos apartamos del mundo de manera que no utilizamos nuestro conocimiento de lo recto para aportar lo que es bueno al proceso político del país en que vivimos.  Debemos recordar que el gobierno no es un invento del diablo sino de Dios (lea Rom. 13); son los hombres los que a veces se comportan como el diablo.  Por lo tanto, pienso que cada cristiano debe votar sabiamente y respaldar aquellos candidatos que más se acercan a los principios establecidos en la Biblia. No, el presidente no es el “pastor nacional”, pero por lo general, la posición en asuntos morales del presidente refleja la condición moral del país y marcará el curso que se seguirá por muchos años en el futuro (recuerden la historia del pueblo de Israel y sus reyes). Por lo tanto, debemos de votar en línea con aquellos candidatos que representan y respetan esos principios de moral alta y en línea con la Biblia, sean ellos del partido que sean. Sin embargo, en nuestra nación, los dos principales partidos han tomado partes opuestas en cuanto lo que se refiere a la moral y los principios familiares y bíblicos. Aunque en el pasado esto no era un asunto de división entre los dos partidos principales, las cosas han cambiado. En el presente, el partido que más está en línea con esos principios es el partido Republicano. Es por eso que la mayoría de los evangélicos del país respaldan tales candidatos. Aunque eso no significa que son ‘santos’, si quiere decir que están más en línea con nuestra visión. Los Demócratas por otra parte son el partido que promueve el aborto, los matrimonios homosexuales, que socava los valores familiares y hace erosión a los derechos de libertad cristiana como miembros de esta sociedad. Por eso, los Demócratas no cuentan con el apoyo de la mayoría de los evangélicos.

Sabemos que las cosas van a ir de mal en peor, la Biblia dice que en los últimos días serán como Sodoma y Gomorra, y como los días de Noé. El pecado aumentará de manera que se harán leyes contrarias al corazón de Dios. Todo eso es cierto, pero como Cristianos no debemos ser parte de ese crecimiento en maldad y suciedad de la cual se está llenando el mundo. Los creyentes debemos, por lo tanto rechazar todo lo que se oponga a los principios bíblicos de santidad y valores divinos, eso incluye el votar a favor de los candidatos y el partido que mejor representen esos principios – por el momento creo que son los Republicanos, pero en el futuro puede que sean los Demócratas, los del partido de la Constitución o los Libertarios; mantengamos los ojos y oídos abiertos.

——————————————————————————————-

1 Timoteo 2

1 Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres; 2 por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad.

——————————————————————————————-

 

Etiquetas:

Una respuesta a “…Porque y Como elegir un Presidente?

  1. misweboritos

    septiembre 27, 2008 at 11:42 PM

    Excelente artículo, claro conciso y de explicación clara, y aun más el énfasis final sobre los valores cristianos que deberían predominar, para que se cumpla el versículo final al que ud hace referencia.

    Y aun que soy colombiano y vivo en Colombia actualmente, es de importancia para todos los norte americanos “sin conocimiento” que leyeran su artículo y en general desearan conocer sobre el tema político tan necesario para el futuro de un pueblo.

    Bendiciones

     

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: